Thursday, November 22, 2012

0 La pesadilla de lanata - creepypasta


BIENVENIDOS A MI POST.



Creepypasta: La pesadilla de Lanata


En los pasillos de Canal 13, junto con los rumores -sabidos por todos- de que a Tinelli se lo mueve el Cholo Simeone también se decía que Gordolfo Lanata se encerraba en su camaring 15 minutos antes de comenzar con su programa y se metía cuanta línea de merca le cupiera en la nariz. Sólo así podía salir al aire y decir la sarta de "verdades" con las que conseguía el regocijo del público, subestimándolo claro, porque daba como novedades verdaderos axiomas, por ejemplo, la corrupción de Gildo Insfran* y en su negligencia su ingenuo público le aplaudía, alabando su poder de control mental via el aparato televisivo**.






La libido narcisista de Gordolfo Lanata ya estaba sobrecargada, lista para transmitirse via transferencia a los intelectuales televidentes. -Hoy voy a hablarles de Harvard y de cómo Cristina discriminó a los negritos de La Matanza- comenzó, pero debió interrumpirse ante el resplandor de las luces del set que lo cegaban, provocándole ardor en los ojos.
- ¿Podrían bajarme las luces? - dijo a la par de que se limpiaba el sudor de la frente. Pero quedó anonadado con la respuesta que recibió:
- Levántese, compañero, es hora de dar un anuncio- dijo alguien a viva voz. Quien le hablaba no era otro que el Coronel V.I.H. Morales, el fiel defensor del diario Trompetín, monopolio que contaba con el 90% de los medios audiovisuales de la república bolivariana de Argenzuela.
Lanata no entedía qué pasaba, debió preguntar qué estaba sucediendo, y como respuesta el coronel Morales le comunicó que su labor estaba terminada. Trompetín había anexado todas las mentes de los televidentes, a pesar de las continuas insistencias de los ingenieros de las Divisiones Kamporonga de enviar sus propios rayos de control mental en los programas dirigidos por el Ministro de Propaganda D. Gvirtz.




- Se acabó, soldado Lanata- pronunció con orgullo el Coronel Morales.

- ¿Cómo puede ser? -preguntaba limpiándose las axilas con un pañuelo- ¿Ya está? ¿Ganamos?.
- Sí, soldado. Descance. Venga conmigo, tiene que ver esto.

Salieron a la calle. El frío del invierno que se negaba a marchar a pesar de ya haber comenzado la primavera obligó a Gordolfo Lanata a abrazarse a sí mismo. - ¿Qué hay que ver? -preguntó.
Y el Coronel sonriendo le dijo: - Eso, soldado, mire. -señaló hacia la esquina de la derecha.

Un grupo reducido de personas -eso le pareció primero hasta que lo vio en su completud-; una enorme cantidad de individuos vestidos con abrigos de piel, sosteniendo cafés comprados en Starbutt en las manos, portando cruces gamadas otros, haciendo sonar las cacerolas virtuales en los iphones y todos, absolutamente todos ellos, repitiendo al unísono en voz alta:
- Trompetín, Trompetín.
Las pupilas de aquellos estaban dilatadas. Sus ojos parecían estar carentes de vida.




A Lanata le invadió el terror. Él sabía como todos los que habían ayudado en el intento de tomar el poder de Trompetín que eso jamás ocurriría. Era un mercenario, nada más, y colaboraba por la seguridad que le brindaba el monopolio, porque era un hombre importante, y su vida corría riesgo si no se ponía del lado de ellos. Y el dinero, además, era la fuente de cada orgasmo que había tenido.
¡Ahora ya no le iban a pagar!




El Coronel Morales sólo reía.

En la soledad de su hogar, devorado por el pesimismo no tuvo mejor idea que dirigirse al estudio, abrir el cajón del escritorio y tomar la vieja Magnum que allí guardaba. Quitó el seguro y...




- ¡Vamos Gordolfo, hablá! -le dijo su productor por la cucaracha. Entrecerró los ojos para acostumbrarse a la luz cegadora y se vio en medio del estudio de grabación. Al lado de uno de los camarógrafos había un televisor en el que pudo verse, y se dio cuenta de que estaba saliendo en vivo.
Había sido una pesadilla, otra de tantas de los viajes de merca antes de empezar con el programa.






*(para más info buscar en youtube "Día del militante, ¿día de qué?"
** Aprendido del film El mago del Gore (1970)
Loading...

Popular Posts

Blog Archive

 
back to top //PART 2