Tuesday, November 27, 2012

0 Viento en contra para islamistas en Egipto

lude); // -->


EL MUNDO
Viento en contra para islamistas en Egipto




"Quiero que el pueblo se levante contra mí si no respeto la ley y la Constitución", dijo el presidente de Egipto, Mohamed Mursi, al inicio de su mandato.


Y muchos egipcios consideran que ese momento ha llegado ahora.


Una gran parte de los jueces y fiscales de Egipto están en huelga en protesta por la declaración constitucional del presidente egipcio, Mohamed Mursi, con lo que la confrontación entre islamistas y liberales sigue provocando agitación en el país. Los manifestantes lanzan piedras y los adversarios políticos acusan al primer presidente islámico de dirigir el país como un dictador.



En El Cairo y en la provincia Al Baheira hubo enfrentamientos también este domingo en las calles entre la policía y los advesarios de los Hermanos Musulmanes. De acuerdo con el Ministerio de Salud, 57 personas resultaron heridas. El mercado de valores en Egipto se hundió por las turbulencias políticas. A mediodía, el índice EGX-30 cayó un 8 por ciento.



La Hermandad Musulmana convocó para este domingo por la tarde una manifestación a nivel nacional de solidaridad con Mursi. Para el martes también hay convocada otra manifestación. El líder de la Hermandad, Mohamed Badia, aseguró este fin de semana que "una aplastante mayoría del pueblo egipcio ha saludado las decisiones del presidente de la república".


Unidad en un "Frente Nacional"



Decenas de partidos, desde la izquierda a los liberales, que rivalizaron durante las elecciones, se han unido este fin de semana en un "Frente Nacional". Han pedido a Mursi que retire la declaración constitucional con la que ha conseguido aglutinar en su contra a todas las fuerzas seculares y a gran parte de los jueces del país.


Entre los miembros del nuevo frente figuran el popular político y premio Nobel de la paz Mohamed el Baradei, el ex secretario general de la Liga Árabe Amre Mussa y el activista de izquierdas Hamdien Sabahi. Además, Abdel Moneim Abul Futuh, un islamista moderado que se ha separado de los Hermanos Musulmanes, envió representantes suyos al encuentro fundacional de este frente.



¿Quién mueve los hilos en Egipto?


Especialmente doloroso para Mursi, que al inicio se presentó como el "presidente de todos los egipcios, musulmanes y cristianos", es el hecho de que tres de sus consejeros hayan dimitido en protesta por esta declaración constitucional. Se trata del cristiano Samir Morkos, el poeta Faruk Goweida y la escritora Sakina Fuad.


Los egipcios denominan "Revolución" a los hechos que el año pasado condujeron al derrocamiento del que durante más de tres décadas fue su presidente, Husni Mubarak. Sin embargo, los politólogos señalan que no se ha registrado en El Cairo un cambio de sistema, algo que se aprecia no sólo en el brutal proceder de la policía del orden público, sino también en la argumentación de los islamistas en el gobierno.


Al igual que en los tiempos del régimen de Mubarak, los islamistas sostienen ahora que cuando hay oposición a sus medidas, los adversarios son traidores nada patrióticos, que se han confabulado contra Egipto con "potencias extranjeras". El hecho de que Mohamed Badia, el líder de la Hermandad Musulmana, se haya involucrado en el debate "para justificar las decisiones de Mursi" no hace más que dar alas a la oposición.


Pues los partidos seculares sostienen desde hace meses que Mursi no es el dirige el país, sino que es Badia, quien entre bambalinas mueve los hilos.





Fuente

 
back to top //PART 2