Monday, December 3, 2012

0 prefiero un sueño a la realidad


La pregunta es... vivimos?

Vivimos, porque creemos que lo que vemos es realidad
vivimos, porque tocamos, vemos y sentimos;
¿no pasa lo mismo en lo que llamamos sueño?

De hecho, preferiría un sueño a la realidad; pensándolo de cierta forma, cada sueño es diferente, tal vez no lleve una rígida serie de causa-consecuencia, pero es como si viviésemos cada noche una vida diferente.

Las personas formamos nuestro carácter según nuestras experiencias, entre más experiencias tenemos, disponemos de mayor información para poder tomar mejores decisiones; por lo tanto, si en cada sueño vivimos con una vida diferente, ¿no sería mejor basar nuestras experiencias en nuestros sueños?

Dirás, tal vez; son sueños, no puedes basarte en ellos para actuar en la realidad; pero es aki donde entra la incertidumbre, donde el pensamiento se libera o se encierra...

La verdadera pregunta es: ¿Creer o no creer? y, de aqui que escribiese Shakespeare: "To be or not to be?"

Porque creer es poder, aún en los más ridículos e insignificantes casos, nuestra propia conciencia dicta nuestro futuro; si tenemos esperanza, las cosas se dan por sí mismas, como si las llamaramos y acudieran a nosotros; mas sin en cambio, si somos pesimistas, las oportunidades se alejan y huyen de nosotros como si supieran que no las tomaremos.

Empecemos por creer que es posible mejorar,
empecemos por confiar y ser optimistas,
empecemos por dejar de ser tan apegados a lo material, y aferrarnos a las ideas;
empecemos por nosotros, porque nosotros somos los únicos que podemos cambiarnos.

Mas nos valdría cambiar nuestra mentalidad aun cuando por eso dejáramos toda esta tecnología.

Podemos hablar con una persona a 7000 km de distancia, pero no podemos hablar con nuestra propia conciencia.

Si la humanidad desapareciera... nadie lo notaría.
Loading...

Popular Posts

Blog Archive

 
back to top //PART 2