Sunday, December 30, 2012

0 Innovador proyecto Argentino recibe premio internacional

n.com/pagead '>"; // -->


Innovador proyecto Argentino de fertilización asistida recibe un premio internacional








Un equipo de científicos recibió una distinción internacional por un innovador proyecto en el campo de la fertilización asistida que con una metodología no invasiva y de bajo costo podría aumentar la tasa de embarazos alcanzados y disminuir los porcentajes de embarazos múltiples. La técnica, que consiste en identificar y seleccionar en un conjunto de embriones el de mayor viabilidad y potencial de desarrollo, es rápida y de fácil implementación.



El premio "Grant for Fertility Innovation" fue adjudicado por el prestigioso laboratorio alemán Merck Serono a profesionales del Centro de Investigación y Desarrollo en Fermentaciones Industriales (CINDEFI), un organismo dependiente de la Facultad de Ciencias Exactas y del Conicet. El proyecto premiado consiste en el desarrollo de una metodología no invasiva basada en espectroscopia infrarroja para evaluar el potencial reproductivo de embriones humanos en fertilización asistida, explicaron a Argentina Investiga Yantorno y Bosch, directores de la investigación.

Las técnicas de reproducción asistida o de Fertilización in Vitro (FIV) se utilizan para el tratamiento de la esterilidad o infertilidad a través de la manipulación de los gametos. Consisten en la fertilización del óvulo por el espermatozoide en un medio artificial, en el laboratorio. En primer lugar, se estimula a las mujeres -mediante un tratamiento hormonal- a inducir la producción de múltiples óvulos que son recogidos e incubados con espermatozoides en medios de cultivos apropiados. Pasados tres o cinco días de incubación, se transfieren a la mujer entre dos y tres óvulos fecundados.

Sin embargo, los principales problemas que presenta la FIV son los altos costos, la relativa baja tasa de éxito (20%) con un importante porcentaje de embarazos múltiples. El embarazo múltiple se debe a la transferencia de varios embriones que permitan asegurar una mayor posibilidad de éxito en la implantación o transferencia. Desde el punto de vista obstétrico, esto constituye un riesgo adicional para la madre y los recién nacidos. La incidencia de estos problemas podría disminuir si se identifican dentro de un conjunto de embriones el de mayor viabilidad y alto potencial de desarrollo, a fin de ser seleccionado y transferido. Una de las mayores limitaciones de la FIV es la baja capacidad para predecir la viabilidad embrionaria.

El gran desafío que presenta la fertilización asistida es determinar dentro de un conjunto, cuáles embriones son viables, pueden implantarse y desarrollar un embarazo. En la actualidad, en todos los centros de reproducción asistida de nuestro país y a nivel mundial, se utilizan estrategias de evaluación de embriones basadas en su morfología y en la tasa de división de las células. Si bien estas metodologías han tenido éxito en la mejora de los porcentajes de embarazo y en la reducción de embarazos múltiples, su precisión sigue siendo baja.

Existen otros métodos para evaluar la viabilidad embrionaria, sin embargo, éstos constituyen técnicas invasivas que brindan información acerca de los rasgos genéticos del embrión, pero, salvo pocas excepciones, no dan información sobre la competencia biológica para implantarse. Es por esto que, de resultar exitosa la aplicación de la nueva metodología desarrollada entre la UNLP y el Centro de Medicina Reproductiva de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, PREGNA, tendrá un impacto significativo en medicina reproductiva: permitirá una disminución en las gestaciones múltiples en las parejas bajo tratamiento de fertilización asistida y mejorará las tasas de implantación y embarazo. Estos son los grandes desafíos contemporáneos de la medicina en el área de fertilización.

Además, el método en desarrollo para evaluar el potencial reproductivo de los embriones previo a su implantación es no invasivo, rápido, sencillo, económico y fácil de implementar, remarcaron Yantorno y Bosch.

Metodología no invasiva

Los doctores explicaron que "un paso clave en la reproducción asistida es la evaluación del potencial de desarrollo de los embriones a fin de seleccionar el embrión (es) con mayor probabilidad de resultar en embarazo". La alternativa que propone este proyecto es el empleo de una metodología no invasiva basada en estudios metobolómicos que consiste en el análisis de metabolitos o productos que el embrión libera o consume del medio donde se cultiva, tales como ácidos grasos, glucosa, lactato, piruvato, aminoácidos y otras señales moleculares y metabolitos secundarios.

Luego, todos los componentes químicos del medio de cultivo donde se desarrolla el embrión son evaluados mediante la utilización de espectroscopia infrarroja. Este método consiste en la interacción entre la radiación electromagnética y la materia, particularmente, la que trata con la parte infrarroja del espectro electromagnético. El espectrómetro es un aparato que puede usarse para identificar la composición de las distintas muestras que en él se introducen. Esta metodología fisicoquímica permite registrar "o tomar una fotografía" en tiempo real de los compuestos químicos presentes en los sobrenadantes del cultivo de los embriones.

Debido a la complejidad inherente en la interpretación de los espectros infrarrojos, los científicos disponen de sistemas computacionales sofisticados (software) basados en el reconocimiento de patrones o procesamiento automático, como las redes neuronales artificiales que se emplearán para detectar el potencial reproductivo de los embriones previos a la implantación.

Cabe destacar que el CINDEFI de la UNLP es uno de los pocos centros de investigación en el país especializado en espectroscopia infrarroja aplicada a la biología.

El proyecto, en una segunda etapa de desarrollo, ensayará la posibilidad de combinar la información contenida en los sobrenadantes de cultivo, es decir, la fase líquida superior que aparece luego de centrifugada la muestra, con otros datos que contribuyen para resultar en un embarazo positivo. Entre estos factores se considerará el estado uterino de la madre, su edad, la calidad de la transferencia y las características morfológicas del embrión.

Desde 2010, el laboratorio alemán Merck Serono ha otorgado más de 2 millones de euros a proyectos de investigación. En julio de 2012 seleccionó a los ganadores de su tercer concurso de proyectos sobre Innovación en fertilización asistida en la sesión anual número 28 de la Sociedad europea de reproducción humana y embriología que se llevó a cabo en Estambul, Turquía. En esta reunión se adjudicaron 9 premios destinados a apoyar investigaciones relevantes en fertilidad, entre los que fue distinguido el proyecto del CINDEFI. En los últimos 3 años el Comité Científico de Merck Serono recibió 400 solicitudes pertenecientes a más de 40 países de todo el mundo.

Los 85 mil euros a los que asciende la distinción obtenida por los científicos platenses serán destinados en su totalidad al Centro de Investigación de la UNLP para la compra de equipamiento con tecnología de punta que permitirá avanzar con las investigaciones alcanzadas.

El desarrollo de CINDEFI, también recibió en 2012, junto con PREGNA, un subsidio de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica. La distinción otorgada a los doctores en bioquímica platenses Osvaldo Yantorno y Alejandra Bosch fue compartida con los doctores Marcos Horton y Marcelo Garcea, pertenecientes al Centro de Medicina Reproductiva de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, PREGNA.

El proyecto de investigación también cuenta con la colaboración de la doctora Claudia Prieto, el licenciado Pablo Martina, la bioquímica Laura Arnal y la biotecnóloga, Natalia Catellan, profesionales pertenecientes al CINDEFI. Por PREGNA, también participan los biólogos Claudio Bisioli y Mariana Gómez Peña.


Unite a la comunidad:

Contra las Mentiras de Clarín



(Click en la imagen)

 
back to top //PART 2