Saturday, December 15, 2012

0 cuidemos el medio ambiente





El cuidado del medio ambiente es un compromiso que todos debemos asumir, tanto niños como adultos. Muchas personas cuando piensan en cuidar el medio ambiente, se imaginan tareas muy complicadas y difíciles de realizar, aquí te ofrecemos unas 10 formas de cuidar el medio ambiente con pequeñas acciones que hacen grandes diferencias.






1 – No dejes encendido artefactos eléctricos que no uses
2 – Opta por las bolsas de papel y las bolsas de telas, en lugar que las de plástico.
3 – Aprovecha al máximo la luz del sol así puedes evitar las luces eléctricas
4 – Si usas aire acondicionado, mantenlo programado en 24º C
5 – No derroches agua al bañarte, cepillarte los dientes y regar las plantas.
6 – No imprimas los mails que no sean necesarios
7 – No uses manguera para lavar el auto o baldear el patio, siempre es mejor usar un balde y controlar el consumo de agua.
8 – Utiliza pilas y artículos que se recarguen con energía solar
9 – Evita los viajes en vehículo, el caminar o andar en bicicleta además de cuidar el medio ambiente te ayudara a estar más saludable.
10- No uses productos descartables, son mucho más contaminantes.








La educación ambiental: de los libros al medio ambiente


¿Qué es la educación ambiental? En los años 60, se empezó a utilizar este término para referirse a la educación para la gestión ambiental y el correcto uso de los recursos, así como para la calidad ambiental. Hoy en día es más utilizado el término educación para el desarrollo sostenible, pero ¿por qué es importante?.Podríamos definir educación ambiental como un proceso de información y comunicación, apoyado en estudios y datos científicos, para promover conductas que ayuden a la conservación del medio ambiente y a evitar su degradación.
Es decir, la educación para el desarrollo sostenible incluye tanto fundamentos ecológicos, como la concienciación del individuo y de la sociedad. Todo ello, sin olvidar la investigación y la evaluación de los problemas medio ambientales y sus posibles soluciones, así como la promoción de las actuaciones más eficaces para paliarlos.Mediante la educación ambiental, seremos capaces de formar a la sociedad para ser más consciente sobre la importancia de preservar el medio ambiente. También conseguiremos que los ciudadanos encuentren la motivación y el compromiso para trabajar (individual y colectivamente) en la búsqueda de soluciones para los problemas existentes y en la prevención de los nuevos que puedan surgir.La educación ambiental nos atañe a todos: a los niños y jóvenes, en el transcurso de su formación académica, y a los adultos, porque de todos depende la conservación del medio ambiente.Además, no debemos olvidar que el ser humano es el mayor causante de la degradación del medio ambiente, pero también la principal víctima de sus consecuencias. No podemos vivir sin océanos y ríos, sin plantas o sin animales, así que la responsabilidad en la protección del medio ambiente y los recursos naturales es de todos.






Cómo hacer un invernadero casero


Cada vez más gente se anima a construir pequeños invernaderos en sus terrazas y jardines para proteger las plantas y hortalizas de las bajas temperaturas del invierno. Una buena solución para crear un microclima saludable que nos ayude a disfrutar de nuestros pequeños huertos urbanos sin preocuparnos de las inclemencias del tiempo. Los materiales o la ubicación del invernadero son algunos de los aspectos importantes a tener en cuenta.¿Dónde situamos nuestro invernadero casero?
Primero debemos saber el espacio con el que contamos -no siempre necesitamos un gran espacio para un invernadero- y el volumen de plantas que queremos cultivar. La ubicación es otro aspecto importante: debe estar situado en algún lugar donde reciba rayos de sol durante los días despejados y evitar la sombra de árboles u otros edificios. Y sobre todo, tenemos que asegurarnos de que el invernadero sea lo más estable y resistente posible para que soporte los vientos y la lluvia.

¿Qué necesito para construirlo?

A la hora de decidir los materiales para levantar la estructura tenemos muchas alternativas: listones de madera, aluminio, mallazo metálico de obra, mangueras de riego gruesas, incluso materiales reciclados como cajas de CD o botellas PET.
Podemos construir invernaderos muy sencillos y de cualquier tamaño: desde una botella de plástico que cubra una maceta hasta un pequeño invernadero formado por una bolsa plástica y unas varillas que cubran varios semilleros (las varillas se usan para que el plástico no toque las plantas).
Para mayores necesidades de espacio, se puede construir una estructura de madera con cubierta transparente (plástico o cristal). Otra opción muy sencilla es utilizar tuberías de plástico (PVC). Debemos curvar las tuberías de plástico y fijarlas a la tierra para generar un semicilindro. Para darle mayor resistencia a la estructura podemos colocar listones de maderas de forma perpendicular a las tuberías de plástico. Después de montar la estructura, podemos cubrirla con un plástico de poliuretano de baja densidad u otro tipo de plástico resistente que permita el paso de la luz. Es importante dejar pequeñas aberturas para garantizar la ventilación en el interior y ayude a la polinización de los insectos.
Los invernaderos caseros nos ofrecen una forma efectiva de proteger nuestros pequeños huertos con poco dinero. Sólo hay que echarle imaginación e intentar reutilizar materiales que tengamos por casa a la hora de construirlos.









 
back to top //PART 2