Wednesday, December 26, 2012

0 raza de gato burmes

er">Información básica


Tipo: elegante y atlético
Cabeza: corto triángulo romo, con cráneo ancho; pómulos salientes; mentón pronunciado
Ojos: muy separados, expresivos, vivaces, luminosos; color: preferiblemente amarillo dorado
Cuerpo: de talla mediana, musculoso, compacto, redondeado, sólida estructura ósea
Cola: recta, moderadamente larga
Pelaje: muy corto, fino, sedoso, brillante, pegado al cuerpo, casi sin pelusa
Colores: marrón, azul, chocolate, lila, rojo, crema, tortuga (seal, azul, chocolate, lila); en todos los colores es deseable una pigmentación máxima (el color más oscuro) en los points y atenuada en el vientre



Clasificación


Clasificación FIFE: Categoría III: Gatos de pelo corto y somalí
Clasificación general: Gatos de pelo corto


El Burmés es una antigua raza proveniente de Birmania. Se trata de un gato muy sociable y cariñoso, de ahí el merecido sobrenombre de "gato de compañía". Se dice que su personalidad es comparable a la de un perro, ya que le encanta vivir en familia y no le gusta que lo dejen solo mucho tiempo.



Origen


Existen numerosas leyendas del siglo XV que relacionan a este gato con el que existía en los monasterios birmanos, aunque estaba muy difundido también por Tailandia. Ya en nuestros días, todo apunta a que la primera gata Burmés, la trajo a San Francisco (USA) un psiquiatra procedente de Birmania y empezó a trabajar en los primeros apareamiento para depurar la especie. La raza quedó oficialmente reconocida hacia los años 50, tanto en USA como en Europa



Comportamiento


El Burmés es un gato curioso e inteligente. Posee un carácter encantador; juguetón y comunicativo aunque poco vocalizador. Disfruta mucho de la compañía humana, reclamará su dosis diaria de juegos y mimos. Perfecto para la convivencia con niños y otros animales.



Aspecto


El Burmés es un gato mediano; musculoso y compacto. La cabeza es redondeada, de pómulos salientes. Los ojos muy separados y expresivos, preferiblemente en color dorado. Su pelo es corto y brillante, de textura sedosa. Los colores admitidos son; marrón, azul, chocolate, lila, rojo, crema y tortugas. La pigmentación debe ser máxima en los points y atenuada en el vientre.



Cuidados específicos


El Burmés no necesita una atención demasiado meticulosa, bastaría con cepillarlo de vez en cuando para evitar la acumulación de pelo muerto.



Salud


Hasta el momento no se le atribuyen al Burmés afecciones características, la selección natural ha convertido a este gato en una raza muy sana y longeva.

 
back to top //PART 2