Monday, December 17, 2012

0 Vuelve Aimar luego de 11 años

Luciana Aymar: "Todavía no sé qué haré"




Dolores de estómago, tensión, experiencia y una gran ilusión conviven en la argentina Luciana Aymar, que 12 años después vuelve a estar de cara al único logro que le falta en el hockey sobre césped: el oro olímpico.

"Ahora me veo muy diferente respecto de aquella final en Sydney 2000. Igual, todavía no caigo, no me doy cuenta dónde estamos. Una definición olímpica otra vez es increíble", asegura la capitana de las "Leonas".

La final de este viernes ante Holanda será un remolino de sensaciones para Aymar. La mejor jugadora del mundo en siete oportunidades ya anunció su retiro después de Londres 2012, donde jugará su última definición olímpica el mismo día que cumplirá 35 años.

Tal vez por eso no pudo contener la emoción cuando las "Leonas" vencieron al Reino Unido en las semifinales. Sus compañeras hicieron una ronda en el césped sintético del Riverbank Arena. Ahí se miraron a la cara y prometieron ganar la medalla de oro.

El seleccionador, Carlos Retegui, reforzó la idea. Mientras, Aymar lloraba y no podía hablar. Estaba cumpliendo parte del sueño que la trajo hasta Londres, donde fue la abanderada en la ceremonia de inauguración.

Hace unos meses, su anhelo en suelo británico era tener una despedida que estuviera al nivel de los últimos tres Juegos Olímpicos, en los que siempre se colgó una medalla: plata en Sydney 2000 y bronce en Atenas 2004 y Pekín 2008.

Hace 12 años, Australia se impuso en la final y se quedó con el oro en Sydney. Ahora las cosas no son iguales para Aymar, que no ve "imbatible" a Holanda, algo que por ejemplo sí sucedía cuatro años atrás"

"Hoy tengo otra experiencia, soy muy mucho más grande, manejo otra madurez... Ojalá se nos dé en la final", se ilusiona y luego cuenta que antes del partido de semifinales ella y sus compañeras estaban con dolores de estómago.

Para Aymar será clave dominar la tensión en la final. "Si estamos nerviosas no hay magia y cuando estamos tranquilas aparece el equipo. Lo más duro ya lo hicimos, ahora hay que soltarse", dice.

Retegui considera que "Lucha" es la Beethoven de las "Leonas" y le da un trato especial. Tras ganar en su casa el Mundial de Rosario 2010, la capitana tuvo seis meses de licencia. "Eso fue clave para seguir", aseguró Aymar a dpa durante una reciente entrevista en Buenos Aires.

"Ella tiene que ir cambiando de posición. Puede empezar de doble cinco, pasar como enganche, correrse como carrilera por los dos costados. Puede jugar donde quiera", dijo el seleccionador sobre la ubicación de su estrella en la final ante Holanda.

Aymar ya no maneja la música en el vestuario como podía suceder en Sydney 2000. Siendo una de las más veteranas, ni siquiera conoce las canciones que escuchan las jóvenes. "Ya no estoy para estas cosas", dice.

Además de desequilibrio individual, Aymar es un cable a tierra en un plantel que tiene 12 debutantes olímpicas. Por eso intenta transmitirle tranquilidad a las más jóvenes: "Sé lo difícil que es jugar un partido en los Juegos".

La idea de abandonar el hockey está en su cabeza desde hace varios años. En 2011 dejó GEBA, su club, y se dedicó exclusivamente a las "Leonas". Eligió preservar su físico, en especial esa rodilla izquierda en la que -tras más de 300 partidos internacionales- padece una osteocondritis que en 2007 la situó al borde del retiro.

Pero queda un capítulo más. Aymar, como le contó a dpa, quiere ratificar eso que la llevó a jugar al máximo nivel durante más de doce años: "Siempre busqué ser diferente. Miraba todos los videos de Diego (Maradona), era fanática. Quería hacer lo que hacía él: ganar mundiales y Juegos Olímpicos, ser alguien, ser distinta".

 
back to top //PART 2