Friday, November 30, 2012

0 Ushuaia: el fin del mundo en expansión por el turismo y la

m/pagead '>"; // -->


Ushuaia: el fin del mundo en expansión por el turismo y la reactivación industrial

Es la ciudad más austral del mundo y desde hace unos años vive una expansión producto de la mejora en el turismo y de la reactivación industrial que volvió a ubicarla como uno de los destinos más concurridos de la


Denominada la ciudad de la "Cárcel del fin del mundo", "De las casitas de colores", o la del "Faro más austral de todos", Ushuaia es un destino que encierra una historia y mística que excede lo turístico.


Rodeada de montañas nevadas y a más de 5000 kilómetros de la Quiaca y unos 3040 de Capital Federal, situada en una amplía bahía frente al Canal de Beagle, ofrece un imponente marco natural, con paisajes matizados entre árboles y cumbres, lagos, valles, ríos y estepas, pero también acompañado por museos, fábricas e instituciones culturales que suman al desarrollo de la zona.

"Esto ahora está asfaltado, antes eran caminos de tierra. Es que ahora somos más, crecimos mucho con la reactivación de las industrias hace unos tres o cuatro años", explica Juan, un poblador del lugar que interpreta con su experiencia la realidad fueguina.

Ciudad pequeña pero en crecimiento, aloja a unos 60.000 habitantes y, según el Instituto Fueguino de Turismo, recibe al año unos 300.000 gracias al turismo nacional e internacional que llega por diversos medios, entre ellos el maritimo –arriban más de 50 cruceros al año con pasajeros de Europa y Estados Unidos-. También recibe a grandes transatlánticos que van camino a la Antártida e Islas del Atlántico Sur, por estar a 1000 kilometros de cercanía.

Conocida por el Penal de los presos más famosos o de los reincidentes, hoy convertido en museo, la Cárcel de Ushuaia presenta un recorte de la historia argentina donde casos como el del "Petiso Orejudo" o el anarquista Simón Radowitzky, fueron algunos de los que pasaron dejando testimonio del lugar.

Sin embargo, el número de atracciones no termina en la cárcel histórica o en el Museo Maritimo o del Fin del Mundo sino que adonde quiera que mire uno en Ushuaia encuentra encanto. Los miradores forman parte de la ciudad y se convierten en puntos clave para observar el despliegue de casas naranjas, verdes , celestes y amarillas que caracterizan el paisaje.

En el Monte Gallina, por ejemplo, se obtiene la vista de toda la ciudad y permanece un tanque militar instalado en el año 1978, durante el conflicto que la Argentina mantuvo con Chile por el Canal de Beagle. Por aquel entonces la tensión llevó a emplazar ese cañón, que por fortuna nunca fue utilizado y que hoy forma parte, abandonado y lleno de grafittis, del contexto y de la historia del lugar.

Así, cada punto mantiene un relato histórico. Muchas de las plazas llevan el mismo nombre que el Aeropuerto Internacional al que arriban a diario los vuelos: Malvinas Argentinas. "Estamos muy cercas de las Malvinas y acá cada 2 de abril se vive con mucha intensidad, muchos lugares llevan el nombre de las Islas", explica David, un rosarino que eligió vivir en Ushuaia hace 10 años con su familia.

Las montañas no sólo le dan marco a la ciudad sino que componen un verdadero paraíso para los practicantes de deportes de nieve. Entre los puntos más destacados está el Cerro Castor y la pista del complejo de montaña del Glaciar Manantial.

También deslumbra el Parque Nacional Tierra del Fuego, el que recorre el Tren del Fin del Mundo luego de atravesar un bosque cubierto con flora y fauna autóctona, entre los que abundan las aves migratorias y guanacos.

Ahí mismo se puede visistar también la cascada del río Pipo, el punto panorámico Pampa Alta y Laguna Negra rodeada de turbales, los bosques de lengas, notros, canelos, ñires y guindos.

Bahía Lapataia se emplaza en el centro de Ushuaia como un punto de encuentro. Hay turistas sacando fotos, pero también niños jugando y fueguinos disfrutando de un momento de ocio frente a la inmensidad de la cordillera, que se funde con las casitas coloridas a dos aguas y el río, donde termina la ruta nacional 3 que recorre la Patagonia.

Ushuaia, al igual que las cuidades de alrededor, engloba una zona clave para el desarrollo de industrias de electrónica, plástico, textiles o ensambladoras constituyendo uno de los polos más importantes del territorio nacional.

Punto estratégico también para el turismo, Ushuaia es mucho más que la capital de la provincia más joven de la Argentina, es el lugar donde resulta evidente que el Fin del Mundo pareciera estar en plena expansión.

 
back to top //PART 2