Friday, November 30, 2012

0 "Es un partido de 9 puntos, no de 6"

cript>"; // -->


"Es un partido de 9 puntos, no de 6"

El domingo se vivirá un match muy caliente por la zona del descenso, con dos equipos 'grandes' implicados. "Salimos a jugar siempre igual, pero si ganamos, les sacaríamos una diferencia importante", reconoció el "Pichi", quien de todas formas bajó los decibeles: "Es un partido, no una guerra". Se refirió además a los dichos del "Tolo" Gallego y a las chances del "Ciclón" de salir campeón el próximo semestre



San Lorenzo-Independiente ya se empezó a palpitar después de que el "Rojo" no pudiera con River, ya que Gallego tildó de "llorones" a los del "Ciclón", por haberse quejado de los árbitros. Varios le saltaron a la yugular al "Tolo" en Boedo, pero sin embargo, Juan Ignacio Mercier intentó poner paños fríos: "No quiero meterle más leña al fuego. Lo que hablan, lo hablan ellos. No somos llorones, jugamos al fútbol y no nos favorecieron los árbitros, pero respeto su palabra".


En diálogo con Líbero de TyC Sports, prosiguió por la misma línea a la hora de referirse al duelo del domingo: "Salimos a jugar los partidos siempre de la misma manera y el árbitro puede cometer los errores como nosotros. Salimos a jugar, no a pensar que nos pueden cobrar en contra. Se juega un partido de fútbol, no una guerra". Igualmente, conoce de la relevancia del match: "Hay mucho por perder para ambos y va a ser duro. Si ganamos, les sacaríamos una diferencia importante. ¿Si vale 9 puntos? Vale más que 9 puntos…".


La semana pasada, Denis Stacqualursi se puso como vara convertir 21 goles en la temporada y reconoció que esa estadística podría llevar a San Lorenzo a ser campeón. Sobre esto, el "Pichi" opinó: "Si se lo propone, los va a hacer. Sé que puede. Y para pelear el campeonato hay material y plantel; más ahora, que vamos a poder hacer una buena pretemporada. Dependerá de nosotros". También explicó por qué el equipo tardó en reaccionar en el Inicial: "Nos fuimos conociendo día a día todos y costó ensamblarse. No tuvimos tiempo y no había confianza".


Hoy la situación es otra y con 10 puntos sobre los últimos 12 en disputa, los ánimos cambiaron rotundamente. Así lo reflejó Mercier: "Notamos que estamos en levantada, que las cosas están saliendo. De a poco nos estamos alejando del promedio. Estamos bien, jugamos al fútbol, tocamos y hay movilidad. Eso se va notando y se ve en base al trabajo de todos los días". Y concluyó: "Pizzi nos pide que hagamos nuestro trabajo y que cuando podamos soltarnos, lo hagamos".



 
back to top //PART 2